martes, 7 de octubre de 2008

Al cole, todos iguales. O no.


No hace mucho, exactamente el 2 de octubre, leí un artículo en el Mediterráneo, sobre los uniformes escolares en los colegios públicos. Como siempre cuando hay dos posturas enfrentadas, el debate está servido. Como "conejillos de indias" eligieron a los niños de Infantil de 3 años, a los que les pareció muy divertido ver que todos sus amiguitos se habían comprado la misma ropa. (Posiblemente más de un padre o una madre no estaría tan contento). El colegio que ha dado el primer paso en Castellón es el Sanchis Yago, pero hay otros que están a la espera de ver cómo les ha ido a los primeros para decidirse por esta opción.
Viendo la foto de los escolares "todos iguales" nos viene a la cabeza los colegios de pago, con todas las connotaciones que esto acarrea (positivas o negativas, allá cada cual), pero con una gran diferencia, parece ser que la Conselleria subvenciona los uniformes, o al menos, una parte.

2 comentarios:

Antonio dijo...

Desde hace unos años, suelo llevar una actividad a las aulas de 2º de ESO en la que los alumnos tienen que dar su opinión sobre la uniformidad en el instituto. Los más maduros son capaces de ver las ventajas e inconvenientes, pero la mayoría se resiste a la uniformidad porque piensan que eso limita sus libertades.
Un saludo.

Anónimo dijo...

La cuestión de los uniformes es bastante controvertida ya que, por un lado, estarian bien para reducir la discriminación en contra de los que son diferentes o pobres (porque parece ser que los uniformes serian, en parte, subvencionados por el estado), pero por otro lado a los/as alumnos/as no les gustaria perder la libertad de vestirse como quieran. Además me gustaria añadir que no creo que los uniformes sean la solución adecuada a problemas de discriminación ya que se ha de educar a todos en el respeto, indiferentemente del tipo de indumentaria de cada uno.